TRUCOS PARA CUIDAR TUS TUBERÍAS

¡Descubre los trucos más eficaces para mantener tus tuberías en perfecto estado!

Cuidado con los desatascadores químicos. Es importante evitar el contacto de los mismos con la piel ya que están elaborados con sustancias tóxicas. Es muy habitual el uso incorrecto de estos productos, por lo que es importante leer adecuadamente las instrucciones. Muchos de ellos deben ser diluidos en agua antes de verterse en la tubería. Para disolver el producto con agua hirviendo es importante protegerse de los gases que provoca la mezcla.

En caso de atasco en el inodoro, atar una toalla vieja alrededor de la escobilla resulta muy efectivo. Se trata de moverla arriba y abajo con presión. El palo de la escobilla debe estar en posición vertical.

Para desatascar el fregadero, tape el sumidero y llene el recipiente hasta un tercio de su capacidad. Tape el respiradero con una mano y quite el tapón con la otra, como si se tratara de una ventosa. Esta acción es útil si no dispones de un desatascador de goma.

Evite atascos en los desagües. Los desperdicios tales como restos de comestibles, uñas, pelos, pinzas, alfileres y otros objetos se acumulan imperceptiblemente y se mezclan con otros sedimentos arrastrados por el agua, como la sal o la cal.

Revise la boca visible del desagüe. Para evitar obstrucciones, compruebe que no haya ningún objeto al alcance que impida el paso del agua.

La mezcla de cristales de sosa con agua hirviendo ayuda a desatascar las tuberías. Este método casero es la solución si ya tiene un pequeño atasco. Es suficiente con una taza de sosa por cada dos litros de agua.

Sigue estos trucos fáciles, simples y caseros para mantener tus tuberías, y evitar así gastos innecesarios en averías. Contacta con profesionales de desatascos como fontaneros Fuenlabrada si el problema es mayor.