Nuestro Blog

TRUCOS PARA CUIDAR TUS TUBERÍAS

¡Descubre los trucos más eficaces para mantener tus tuberías en perfecto estado!

Cuidado con los desatascadores químicos. Es importante evitar el contacto de los mismos con la piel ya que están elaborados con sustancias tóxicas. Es muy habitual el uso incorrecto de estos productos, por lo que es importante leer adecuadamente las instrucciones. Muchos de ellos deben ser diluidos en agua antes de verterse en la tubería. Para disolver el producto con agua hirviendo es importante protegerse de los gases que provoca la mezcla.

En caso de atasco en el inodoro, atar una toalla vieja alrededor de la escobilla resulta muy efectivo. Se trata de moverla arriba y abajo con presión. El palo de la escobilla debe estar en posición vertical.

Para desatascar el fregadero, tape el sumidero y llene el recipiente hasta un tercio de su capacidad. Tape el respiradero con una mano y quite el tapón con la otra, como si se tratara de una ventosa. Esta acción es útil si no dispones de un desatascador de goma.

Evite atascos en los desagües. Los desperdicios tales como restos de comestibles, uñas, pelos, pinzas, alfileres y otros objetos se acumulan imperceptiblemente y se mezclan con otros sedimentos arrastrados por el agua, como la sal o la cal.

Revise la boca visible del desagüe. Para evitar obstrucciones, compruebe que no haya ningún objeto al alcance que impida el paso del agua.

La mezcla de cristales de sosa con agua hirviendo ayuda a desatascar las tuberías. Este método casero es la solución si ya tiene un pequeño atasco. Es suficiente con una taza de sosa por cada dos litros de agua.

Sigue estos trucos fáciles, simples y caseros para mantener tus tuberías, y evitar así gastos innecesarios en averías. Contacta con profesionales de desatascos como fontaneros Fuenlabrada si el problema es mayor.

GRANDES ATASCOS EN TUBERÍAS VECINALES

Lo más habitual del mundo es que tengamos atascos en nuestras tuberías de vecinos, no solo porque son utilizadas por muchas personas, también porque suelen ser instalaciones antiguas. Existen varias formas para actuar contra estos atascos, en este artículo el vamos a contar alguna de ellas:

  1. Lo primero que hay que hacer es ver nuestra póliza de seguro, ahí es donde viene el servicio que tenemos contratado, si tenemos una empresa para reparar las obstrucciones, si por el contrario tenemos nosotros que contratar a una empresa etc. La póliza nos informará también del límite de seguro, qué nos cubre y hasta qué limite. Por ello es tan importante consultarla antes de tomar cualquier decisión.
  2. Una vez revisada la misma hay que empezar con la soluciones, llamar a una empresa especializada como poceros Fuenlabrada o llamar a la empresa que venga en nuestro seguro para que comience con la reparación de la obstrucción de inmediato. Las tuberías vecinales tiene un uso diario y no podemos permitir obstrucciones grandes.
  3. Si nuestro seguro no nos designa una empresa determinada tendremos nosotros que contactar con una empresa. Debemos asegurarnos que es una empresa especializada en tuberías vecinas y no particulares, ya que la red es más compleja y necesita unas herramientas determinas. Incluso algunas tienen cámaras para ver de cerca la obstrucción

Además de seguir todos estos pasos, debemos de tener presente que todos los vecinos deben hacer un buen uso del mantenimiento de las tuberías, no podemos tirar cosas que no debemos tales como pelos, compresas, comida etc. Todos estos elementos son basura que obstruye nuestras tuberías y las dejan inservibles.

Desatasca tu fregadero sin ayuda de productos químicos

Si hay un problea habitual en todas las viviendas es el de una o varias tuberías atascadas, ya que según va pasando el tiempo la grasa de las comidas y los residuos van acumulándose en ellas, provocando que el agua no encuentre su camino y consiguiendo que no drene el fregadero de manera correcta. Cuando esto sucede, son muchas las personas que deciden optar por productos químicos, aunque los mismo suelen ser bastante caros además de tóxicos y tampoco nos aseguran que se vaya a arreglar el problema. Por eso debes saber que existen soluciones naturales que te van a costar una pérdida de tiempo menor que la que supone acercarte a un comercio a comprar dichos productos, aparte de ser más ecológicos.

A la hora de desatascar el fregadero lo primero que te aconseja la empresa de desatrancos Fuenlabrada es que tienes que hacer es retirar todo lo que se encuentre debajo de él, así como proteger los interruptores, enchufes y aparatos eléctricos que se encuentren alrededor. Después coloca un barreño grande de plástico para que no caiga el agua directamente en el suelo.

Ahora llega el momento de limpiar la tubería. Para ello desatornilla cada uno de los extremos de los tubos, vacía todo su agua y limpia cualquier tipo de residuo que se encuentre atascando la misma. Utilizando un cepillo de dientes o una cuchara podrás hacerlo fácilmente.

Después coloca en el fregadero el tapón y llénalo con agua. Quítalo a continuación y comprueba que funciona el desagüe correctamente y que no tarda mucho tiempo en salir el agua. Cuando te hayas asegurado de esto, vuelve a conectar cómo estaban las tuberías.

Como podrás comprobar es mucho más fácil desatascar el fregadero de lo que suponías, con la ventaja de que al no utilizar productos químicos ni ningún tipo de remedio casero, conseguirás que el tapón no obstruya el paso del agua al solidificarse con productos extras.

Cómo desatascar una tubería con remedios caseros

Un atasco de una tubería es algo bastante común en todas las viviendas y cuando sucede y hay que llamar a un fontanero de desatascos Fuenlabrada para solucionarlo, es bastante probable que la factura sea muy elevado. Por ello lo mejor es prevenir para no llegar a esta situación y aprender a cómo se deben mantener para evitar cualquier problema.

Por supuesto lo primordial es no echar comida en el fregadero ya que puede ir acumulándose dentro de la tubería y formar un tapón que antes o después, va a impedir que el agua pase correctamente por ella. Tirando el aceite de las latas también se puede formar una película a la que se van a ir adhiriendo las partículas de comida que pasen por la cañería, algo que provocará olores desagradables y que acabará taponando el conducto. Si a todo esto se le añade el uso del jabón utilizado para fregar, el problema puede ser bastante grave si no se le pone remedio. Por todo esto no estaría de más que cada diez días aproximadamente limpiaras las tuberías con una cacerola con agua caliente a la que habrás añadido varias cucharas de sal.

Pero si ya ha aparecido el problema y el fregadero no absorbe el agua bien, preparar un vaso con sal de frutas o bicarbonato y otro con vinagre. Calienta también agua con sal en una olla. Lo primero que vas a echar por el fregadero es el bicarbonato y después el vinagre para dejar que actúe todo durante quince minutos. Lo siguiente que tendrás que hacer es echar el agua caliente con la sal y después abrir el grifo para comprobar que ya funciona todo de manera correcta.

Otra opción es usar un desatascador para lo que tan solo vas a necesitar llenar el fregadero con un poco de agua y bombearlo hacia arriba y hacia abajo para que el desagüe vuelva a funcionar. También puedes introducir un alambre con forma de U, o incluso extraer el sifón para limpiarlo.